• ¡HIJOS de la ANESTESIA!
    ¿Dónde está la alegría, la felicidad?
    ¿En el placer? ¿El confort? ¿Dinero? ¿Poder? ¿Fama?
    Hoy en día se da una degeneración en la persona humana. Muchos, una mayoría, es posible que no esté de acuerdo con las ideas que a continuación expongo. Cuanto voy a decir lo he podido comprobar en mi relación con las personas y sobre todo en el mundo joven.
    ¿Por qué me atrevo a formular esta afirmación: “que la persona se va degenerando?”
    La razón: se da un ascenso de lo puramente económico y esta apreciación se ve a diario, se ve cómo sube el termómetro, priva el valor de la materia, el materialismo.
    Los políticos, los que dirigen el país, son los primeros en aceptar esta trampa y mienten, esos son sus argumentos, no buscan ser críticos, buscan votos para llegar al poder. Buscan ascender, no servir, persiguen el poder y el resto de gentes siguen votando y siendo espectadores de esta operación.
    Caminamos a un mundo super-tecnificado donde se va diluyendo el sentido crítico. Pronto los humanos nacerán en granjas, todos iguales, anestesiados.
    Ansiosos por el confort, esta es la forma de apostatar por la no autenticidad, es el modo de crear cobardes.
    No se quiere ni se desea el silencio ya que el silencio cuestiona. Se vive y se desea el ruido; pensemos en las calles de nuestras ciudades, llenas de coches, ruidos de motores, frenazos y claxon, tengamos presentes las discotecas del mundo joven, ensordecedoras; otros muchos van por las calles con los cascos puestos escuchando a todo volumen músicas; en la conducción muchos, llevan a tope la música, gentes que viven en un continuo WhatsAppear; con frecuencia he visto tanto en tele como en diversos grupos, caminando o en una comida que siendo 10, hablan 20 a la vez y ¿Quién escucha a quién? Hay sí, mucho interés en comunicarse en un mundo de incomunicación, ¿lo conseguimos?
    No hay ni se quiere el silencio. Hasta el canto del pájaro es menos armonioso y amoroso, es menos dulce y ligón que el mismo canto en pleno bosque y naturaleza.
    El ruido sigue, al ser bombardeados y aturdidos por miles de noticias, casi todas de tinte negativo, piensa en el telediario o en cualquier periódico, revista o E-mails y todo se lo traga el consumo, el artefacto del consumo que no se necesita, pero que hay que comprarlo para estar al día.
    ¿Cuál es el objetivo? Que las gentes no piensen, que dependan de algo, que estén encadenadas y a una mala que sean hinchas de un buen equipo de fútbol sea el Barça o el Real Madrid.
    Se repite lo del tiempo de los romanos: “pan y circo”. Hoy fútbol y más fútbol
    Somos esclavos, nos tienen amarrados con el ruido, que nos confunda, con el confort y el placer, vivir mejor, que nos justifique la lucha y el consumo que nos atonte. Nos van anestesiando.
    Se vive ansiosos por el placer, por erradicar cuanto a ello se opone, como por ejemplo: la enfermedad, la vejez, hoy lo juvenil es la moda, priva; se hace lo imposible por ignorar la muerte; se oculta de mil maneras en el mundo infantil y juvenil; se está rechazando todo lo natural. Parece que seamos hijos de la anestesia, muchos jóvenes la usan en vida con el alcohol, la droga y el sexo. Se prefiere y se busca no saber; es mejor ignorar la verdad y muchos hoy de la mentira hacen verdades. La preocupación es ignorar.
    Ya desde pequeños, muchos educadores y padres desenfocan lo que tiene que ser la vida del educando, del hijo. La educación, el que abran los ojos al nacer a la vida es básico, no anestesiarles…Abrirles cauces en el nacimiento de la afectividad, en la aurora del darse, cuando nace el amor.
    Con esta breve reflexión me propuse ayudar a quitar alguna legaña.
    Por último, a estas personas que de algún modo han abierto los ojos y aceptan otro modo distinto de ver y sentir, es posible que reciban el título de raros.
    ¡Enhorabuena! Raro viene del latín “rarus” y significa único, que no es del montón que no pertenece a la granja de los humanos. Que no está anestesiado. ¡Enhorabuena, raro!
    Respondo, por fin, a la pregunta que nos hemos hecho al inicio con el título: ¿Dónde estará la alegría, la felicidad del ser humano? Para saberlo hay que rechazar, en primer lugar, la anestesia que nos ofrecen.
    Ni en el placer, ni el confort, ni en el consumo, ni va a ser en el poder, ni fútbol, ni dineros, ni fama. En nada de lo que la mayoría persigue. ¿Comiendo, bailando, disfrutando, y bebiendo, bebiendo, haciendo uso indebido de los sentidos y placeres? ¿En la fama, llegar a ser alguien muy conocido, famoso y aplaudido, como el caso presente de Ronaldo, de Messi? ¿Ser una figura? Las personas de gran fama y aplauso, las respeto, pero siempre me dieron pena, ya que cuando ese sol y luz que está en sus vidas se oscurezca o anochezca, ¿sabrán vivir a oscuras? ¿Con menos luz?
    ¿Dónde reside el tesoro al que todos aspiramos?
    ¿En un buen trabajo? ¿En ayudar a las gentes, a los pobres, necesitados, enfermos, refugiados, emigrantes?
    La verdadera alegría y felicidad está en el AMOR sin anestesias.
    Y amar es aceptar el desprecio, querer al enemigo, no vengarse, hacer a todo el mundo el bien, aceptar la enfermedad, ser conscientes que un día será el último. No pedir que las cosas lleguen como uno desea, hay que aceptarlas tal como lleguen y así uno vivirá con alegría y felicidad, sin engaños.
    Parece que estoy firmando que la alegría y felicidad está en el sufrimiento, en todo lo contrario a lo que la sociedad de consumo nos ofrece. No, no
    Pero sí hemos de saber que nunca se da el amor sin dolor y sin sufrimiento. No hay rosas sin espinas, no hay amor sin fatiga, sin dolor, sin fidelidad.
    Un día nos comunican que se han separado y pensamos y nos dicen, “¡parece mentira, con lo que se querían!”. Engaño a las primeras de cambio. Nunca se amaron, no aceptaron los fallos del otro, no hubo amor, sólo se quisieron a sí mismo por una atracción física, belleza, juventud, es así como se dieron a sí mismo las satisfacciones que buscaban.
    Nada se consigue sin esfuerzo. La semilla debe morir para dar fruto, una madre da a luz con dolor, un estudiante, si quiere aprobar, debe poner mucho esfuerzo. El amor no existe sin esfuerzo y en muchos casos sin sufrimiento, la perfecta alegría y felicidad está en el AMOR.
    Ama quien da la vida.
    Para amar, ¿hay que sufrir? El amor va a exigir muchas veces sufrimiento. Si quieres amar, deberás aceptar muchas veces aquello que no te gusta ni te da placer: el sufrimiento del género que sea.
    Todo esto no es fácil de comprenderlo y menos de aceptarlo.
    Aquí no hay trampa ni cartón, no hay anestesias.

    Y para los que somos creyentes, el ejemplo claro lo tenemos en JESÚS: Da la vida, sufre lo insoportable, por AMOR.
    En la soledad del creyente, en su sufrimiento está el Señor. Él fue abandonado por todos, en la cruz, desnudo, despreciado, clavado, torturado, allí no servía para nada. Jesús crucificado y abandonado hasta por el Padre.
    El amor nos pide que nos reconozcamos en Cristo crucificado y que digamos: “aquí estoy, Señor para hacer tu voluntad”. El cristiano que ama, en el sufrimiento se asemeja a Cristo, se identifica a Él, se une a Él, es el esposo del alma.
    Es el caso de los santos. La lista sería interminable. Cito simplemente a santos queridos como: S. Francisco de Asís, a Santa Teresa de Ávila, a la Madre Teresa de Calcuta, a miles de mártires de todos los tiempos y lugares, confesores, vírgenes…
    Y esto está al alcance de todos los humanos: ricos, pobres, sanos y enfermos, jóvenes y viejos.
    Se trata de aceptar a Dios que es AMOR. Dios es AMOR Y va a ser en el dolor, el sufrimiento, el desprecio y el fracaso cuando más se pueda amar, asemejándose al crucificado.

    ¡¡¡DIFÍCIL DE COMPRENDER Y MUY DIFÍCIL Y DURO DE ACEPTARLO!!!

  • ¡OBEDECE Y CONSUME!

    Lo leo escrito en plena pared y a mano. Es un grafito. No puedo saber si quien lo puso estaba de acuerdo o más bien es una burla y crítica a nuestra sociedad anunciadora y consumista.
    Me inspira y hago mi pequeña reflexión.

    Se puede ser feliz sin consumo.
    Sí obedeceré no a tanto anuncio comercial y de venta
    y sí a mis ideas racionales,
    no a las irracionales: consumir.
    Uno puede ser feliz en Costas del Sol y en Alaskas.
    Basta amar, servir y desobedecer
    a tanto pobre anuncio de compra-venta.

    Todo se mide a ras del dinero
    y hay otros oros más valiosos que el mismo euro.
    ¡Búscalos! Te doy una pista:
    Están muy adentro de ti,
    no mires fuera,
    con los pies en tierra,
    métete dentro, piensa y observa
    tu mente y corazón, escúchales y luego:
    ¡Obedece y hazlo!
    Verás que no comprarás y sí desobedecerás.

    Málaga 19 Noviembre 2016

  • colillas

    aire-puroEs un hecho bastante frecuente en muchas ciudades: hay suciedad por los suelos, a pesar de las multas que ponen ayuntamientos.
    También podemos observar que son muchas las gentes que usan papeleras y contenedores, gentes que hay que felicitar ya que cuando su perro deja excrementos en la acera, los recogen y otras personas no lo hacen, a estos últimos debemos recriminar por falta de civismo.
    Suciedad en la ciudad.
    Sí por las calles;
    lo hacen los perros
    y ahí queda
    para pisarlo.
    Beben y el botellón al suelo;
    papel, plástico y basura,
    ¿A las papeleras?
    Y la colilla
    ¿Dónde va?
    La tiran, cae
    y sin apagar.
    No amo vertederos
    ni quiero estercoleros,
    sí admiro flores y jazmines,
    perfumes y colores.
    Ver a las gentes pasar,
    Llevan el corazón repleto
    De bondades e ilusiones,
    No lo veo, lo presiento.
    Me fijaré en sus rostros,
    Desarrollaré mi imaginación
    Ya que las estrellas
    Están en las aceras.
    Limpieza, sí
    En manos, rostro y corazón
    Y también en nuestras calles,
    Avenidas, rúas y plazas.
    No a la contaminación,
    Sí al aire puro,
    A la libertad, al amor

    Málaga 14 noviembre 2016

    caca-perro

  • Todo aquello que toque
    quiero que arda con pasión.
    Tengo que aprender
    a querer y apreciar
    cuanto me rodea
    valorando siempre lo pequeño.
    Ventilaré las quejas,
    a un lado mis carencias,
    despreciaré mis necesidades.

    Voy a aceptar toda (in)comodidad,
    tomaré la vida como viene:
    hoy calor, mañana frío;
    hoy y mañana: persona pesada
    e impertinente;
    lugar de colas y esperas,
    ruidos de todo tipo y suciedad.
    Acojo todo sin que me sienta
    más pesado e incómodo.
    todo son nimiedades y pequeñeces.

    Voy a intentar vivir con pasión
    en mente y corazón.
    Así descubriré la belleza en cada cosa,
    obtendré paz, serenidad y felicidad.

    Pronto se dice todo esto.
    Ten presente y no lo olvides:
    que “del dicho al hecho
    hay un gran trecho”
    solopaloma blanca

  • DIÓGENES de Sinope
    412 a.C. Sinope (Turquía) +323 a.C. Corinto (Grecia)
    Vivió y tuvo por casa un tonel, una cuba,
    Libros: Nos quedan fragmentos inéditos y frases que se le atribuyen.
    Es cínico. Su talante era desvergonzado y austero, se ganó el sobrenombre de perro. Se enorgulleció de este mote.
    Este can no sólo ladraba, también mordía y fue capaz de orinarse, por ejemplo en un banquete que le echaron huesos diciéndole perro y él se llegó a orinar en alguna túnica de ricos comensales.
    También nos ha llegado que Diógenes caminaba con una linterna en pleno día y por la ciudad y que alguien le preguntó “¿Qué haces?” Su respuesta fue: “Busco un hombre”.
    Alguna frase suya célebre:
    -Busco un hombre honesto
    -El insulto deshonra a quien lo infiere, no al que lo recibe.
    -Gente mucha, personas, pocas.
    -Cuando estoy entre locos, me hago el loco.
    Diógenes vivió en un tonel para demostrarse a sí mismo que la felicidad está en cabeza y corazón y no en comodidades ni en estatus, ni siquiera en la integridad física.
    Necesitamos muy poco para estar bien. Así nada podrá asustarnos.
    Cuando renunciamos con alegría a un bien, se abren decenas de ventanas.

    DIOGENES
    Sin ropa ni bienes,
    sin piso ni talones.
    Nunca jugó a loterías
    ni rebuscó con engaños,
    recomendaciones.
    Es fraile eremita.
    admirado y criticado
    sin importarle lo más mínimo.
    Necesitaba muy poco
    y lo poco era mucho.
    Un tonel fue todo:
    casa, ropa y bienes.
    Signo, faro y señal
    de ayer, de hoy
    y para futuros.
    Desprenderse de bienes
    para darse y amar.
    Un programa
    y proyecto actual.
    girasol fin colordiogenes

  • Me sucede con frecuencia.
    Cuando voy caminando por la calle, suelo escuchar y ver escenas que me inspiran. Ésta ha sido al escuchar a un niño que estaba acompañado por su padre y que ambos estaban, el padre sentado en el banco donde está también representado en una estatua de bronce y sentado Picasso y el niño, de unos 5 años, de pie y al otro lado de la estatua.
    El niño estira la oreja de Picasso y le dice varias veces a papá: ”Papá, me aburro”. Al pasar por allí lo escucho y al instante comienzo a hacer mi pequeña reflexión.

    “PAPÁ, ME ABURRO”

    “Amigo, ¿se lo dices a tu padre o a Picasso?”
    De ninguno de los dos recibe respuesta.
    Al estirarle la oreja,
    Picasso le responde:
    “toma los pinceles y mancha el lienzo”
    Y el papá, ¿qué le dirá?
    “Imagina, inventa y crea”,
    es un segundo Picasso.

    El aburrirse dormita
    dentro de cada uno,
    para tirarlo fuera
    no basta pintar,
    jugar, actuar;
    no sirve ningún verbo,
    sólo vale aquel que llevas
    muy adentro, ¡¡¡ Sácalo!!!
    ¿Llevas un lienzo? Píntalo.
    ¿Portas sólo un juego? Juega.
    Saca en una acción
    tu creatividad e ilusión,
    en todo, pon cariño y pasión.
    Así nunca dirás ni expresarás:
    “Papá, me aburro”

    Málaga 29 octubre 2016
    www.jmburgui.es

  • MÁLAGA, EL MEJOR LIENZO DE pICASSO
    Color y calor,
    Málaga es.
    Imaginación y fantasía,
    Málaga es.
    Brochazos en el mar,
    atardeceres,
    Málaga es.
    sí, lienzo inmenso
    de Picasso,
    donde despuntó su vida
    y comenzó su fantasía.
    Eso es Málaga,
    el mejor y primer lienzo,
    el de pICASSO.

    Málaga 20 Octubre 2016

  • Catequesis 13.02.2013 No Comments

     

    Escucha:

          Canta Paula - Te quiero Señor

    Te quiero, Señor-PARTITURA de música

  • Roma 25.10.2010 No Comments

    Ideas sacadas de la bella obra de Corrado Augias, Los secretos de Roma, Editorial Debate, Barcelona 2007, 435 pp. –Capítulo 6-La aventura del Moisés

    S. Pietro in vincoli.

    Los “vincoli” de su nombre son las presuntas cadenas que tuvo Pedro cuando estuvo preso, primero en Jerusalén y luego en Roma. La Emperatriz Eudoxia, esposa de Valentiniano III donó los grillos traídos de Tierra Santa al Papa León Magno. Cuando el Pontífice los acercó a los de la prisión romana del santo, los dos pedazos se soldaron. Esta cadena se puede ver en el altar mayor.

                A cada lado de la nave hay 10 columnas, son de las más hermosas de Roma y quizá del mundo, son dóricas, a cierta altura de las mismas están deterioradas como si en épocas remotas hubieran atado a ellas hombres o quizá animales. La Iglesia tiene sótanos sorprendentes, sus suelos frisos de mosaico, las paredes curvatura, hay que pasar agachando la cabeza.

    La sepultura de Julio II

    Miguel Ángel dejó uno de los máximos testimonios de su genio y de su “tragedia”, hablamos del bloque colosal de piedra que su maestría volvió humano, muy humano. Esta obra maestra fue la “tragedia” de su vida.

    En 1505 llama al joven (30 años) Miguel Ángel el Papa Giuliano della Rovere Julio II. Este Papa es “El Terrible” guerrero, hábil político, hombre de conquista y de dominio, no evoca la virtud cristiana de la caridad ni del amor. Es un príncipe renacentista. ¿Qué le pide al autor de la Piedad y del David?

                Que erija para él la sepultura más grandiosa jamás concebida, el Papa tiene 62 años, con tal monumento quiere alcanzar la inmortalidad. “Debe ser la más hermosa del mundo”. Va a ser una mole cuadrangular gigantesca, no adosada a la pared. 40 estatuas en total, 3 pisos, como un templo, para della Rovere dentro del templo de S. Pedro. Le encarga que elija de las canteras de Carrara las piezas. Allí permaneció 8 meses entre los peñascos. Eran grandes bloques y muchos. La gente iba a verlos.

                Pronto M. A. comenzó a trabajarlos, el Papa lo visitaba por un pasadizo secreto. De las primeras estatuas en acometer fue esta de Moisés. El ademán altivo del profeta y su airada energía debían parecerse mucho a las actitudes de Julio II.

    La Basílica, que debía sustituir a la Constantiniana se lo encarga a Bramante.

    Debía construir el templo más bello jamás concebido y así colocar dentro su también desmesurado sepulcro, de este modo no moriría después de muerto, pasando a la posteridad.

    Cambia Julio II de plan y además entre los artistas hay rivalidades envenenadas por envidias, celos y cizaña.

    En 1506 M. A. huye de Roma, ¿Quién va a pagar los mármoles que van llegando? El Papa había suspendido los pagos. Quiere entrevistarse con el Papa, lo echan y de ahí que se va de Roma. Inmediatamente el Papa lo manda buscar con 5 jinetes que alcanzan al fugitivo en territorio de Florencia, no quiere volver y logra que el Papa sepa que dada su falta de interés por la obra encargada de su sepulcro, quedaba libre de todo compromiso.

    Buena pareja: artista orgulloso y arrogante Papa.

    Después de dos años, regresó a Roma.

    La sepultura de Julio II

    Tiene 7 estatuas, En lo alto está la Virgen con el Niño que porta un pajarillo con las alas abiertas, dispuesto a volar.

    Nivel intermedio: Papa Julio II yacente entre una sibila y un profeta, en el nivel más bajo: Moisés con dos cautivos a los lados, M. A. sustituyó las estatuas de los dos esclavos por otras dos: la vida activa y la vida contemplativa. De las 7 son de M. A. 4, Moisés, las dos vidas y el Papa yacente.

    Moisés

                Sobre el ademán de Moisés. Un amigo del artista (desconocemos su nombre) contó que estaban los dos mirando la estatua y le dijo: “Si esta figura estuviese con la cabeza vuelta hacia aquí, creo que quizá quedaría mejor” M. A. no dijo nada. Dos días después me dijo: “¿Sabéis? Moisés no oyó hablar el otro día y para entender mejor lo que decíamos se volvió” Fui a ver y me encontré que le había girado la cabeza, no di crédito a lo que vi”.

                Moisés está sentado con la cabeza vuelta hacia la izquierda, la pierna derecha firmemente plantada en el suelo y la izquierda encogida en una postura muy dinámica, apoyando solo la punta del pie. El brazo izquierdo está sobre la cintura y bajo el derecho aprieta las tablas de la Ley que acaba de entregarle Dios en el monte Sinaí. La mano derecha con el índice extendido, sostiene un mechón de la barba ondulante.

    Moisés, caudillo de un pueblo tenía un temperamento colérico.

                Los judíos, cansados de esperar a que bajara del monte han comenzado a dorar a un becerro de oro. Enfurecido arroja las tablas. El Moisés de la Biblia no es el de M. A. Este Moisés de piedra no está poseído por un sentimiento irracional como la ira, al contrario. La ira está en la mirada, pero su calma habla que el autocontrol ha vencido, no arrojará las tablas.

     

    Tags: