• Roma 13.05.2010

     

     

    En muchas lápidas encontraremos una hojita de hiedra, ella siempre está verde y los cristianos con ella evocan y quieren indicar que nunca morirán por siempre, esperan resucitar, era signo y señal de inmortalidad.
    Cando pregunto a las personas que acompaño en la visita a las catacumbas “¿qué es?” recibo sorpresas interesantes: muchos navarros, me indicaron “un pimiento del piquillo” Otras personas me dijeron “un corazón”, “una manzana”, los menos: “una hoja de planta”.
    Así la miro y veo,
    siempre verde, verde
    a la vera del camino,
    trepadora en árboles,
    siempre verde, verde
    al ir de peregrino
    a la orilla del sendero.
    Con su verde grita lo inmortal,
    siempre verde, verde
    ¿dónde está el amarillento otoñal?
    Siempre verde, verde
    y si corto de ella un tallo
    de nuevo germina
    y sigue verde, verde.
    Hiedra querida
    que trepas árboles y vallas
    y llegas a las ventanas
    por ver el vivir de gentes sanas.
    Verde, curiosa y verde,
    siempre así, verde
    por siempre inmortal
    hiedra querida,
    verde, verde, verde.
    ¡Hiedra eternal!

    Posted by jmbo @ 20:07

    Tags: ,

  • Comments are closed.