• Camino de Santiago 09.05.2010

    Cantado por mi O Cebreiro

      O Cebreiro

     

    Oh Cebreiro de mi corazón /es camino de Santiago,

    culmen, palloza, descanso, emoción (2ª:ilusión)

    1.-Viva O Cebreiro / Viva siempre viva // Viva O Cebreiro, siempre vivirá.

     2.-Los peregrinos, vivan siempre vivan// Los peregrinos, siempre vivirán.

    3.-El Santo cáliz, viva siempre viva // El Santo cáliz, siempre vivirá

    4.-Santa María, via siempre viva// Santa María siempre vivirá.

    5.-Santa María, guía en el camino //  Santa María nos conducirá

    6.-Oh gran Santiago, vamos de camino // Oh gran Santiago, pronto nos verás.

    +++

     

    Llevo año y medio  como guía de habla hispana (castellano) a los peregrinos, turistas, visitantes en las catacumbas de  la Via Appia de S. Calixto en Roma.

    La razón primordial es porque llevo en la sangre el ser peregrino. Ya de niño, en Ujué (Navarra) que es donde nací, viví esa experiencia de contemplar la llegada de miles de peregrinos entunicados y a pie al santuario de Santa María la Real de Ujué, de gran devoción mariana en esta zona de Navarra, la Ribera, de la que esta Virgen Real es su patrona.

    Conocí a los salesianos y me dediqué en cuerpo y alma a los jóvenes y ya desde joven, estudiando para sacerdote.

    Tuve la suerte de ser consagrado sacerdote en el 1970 por el obispo navarro y de Tafalla D. Javier Osés, q. e. d.

    En los veranos conduje  a muchos jóvenes peregrinos a Santiago desde todos los rincones y lugares de España: de Valencia, Alicante, Cartagena y desde Roncesvalles, Sevilla, camino portugués, inglés, camiño del Norte… Ya hace diez años que en días de verano  ofrezco a los peregrinos  del mundo entero y como sacerdote distintos servicios en O Cebreiro (Lugo), punto clave del camino francés. La razón primordial de ello fue que recibí mucho en el camino durante tantos años y debía ofrecer algo. Sigue ocurriéndome lo mismo en este  servicio.

    Como salesiano, dado que las catacumbas de S. Calixto en Roma, ya desde los años 1930 las gestionan los salesianos, fui invitado  a servir a distintos peregrinos y visitantes de las mismas y allí me encuentro. Aquí de nuevo doy algo y recibo mucho más.

    Sigo viendo que todos somos peregrinos en este mundo, que estamos de visita, así ocurre en las catacumbas, lo mismo que en el Camino Santiago.

    Mientras voy reflexionando y tomo nota de todo esto que comunico, voy por el trozo de camino Santiago que une Villava con Pamplona, voy hacia mi casa que está a la vera del mismo camino y ¿cómo no? me topo con tres peregrinos, está lloviendo, estamos en mitad de febrero, les doy una palabra de aliento y un gesto de victoria, van por la acera donde voy  pisando vieiras pintadas y flechas amarillas que les señalan el camino. –Avanti, adelante, avant-

    ¡Bendito camino de Santiago en el que he visto que muchos comenzaron en Roncesvalles como turistas, caminantes deportistas o admiradores de arte y naturaleza y a ninguno vi llegar a Santiago sin ser  ni llamarse peregrino!

    Ya nuestro querido Santos Beriguistain tenía razón, cuando hace años, me hice con uno de sus muchos y profundos pensamientos y que lo apliqué a los visitantes de las catacumbas: “sea el motivo por el que sea  que uno va al Camino, Santiago siempre sale a su encuentro” y mi traducción fue: “Sea el motivo que sea por el que hayas venido a  las catacumbas, es posible que la Luz salga a tu encuentro”

    ¿Qué se nos pide hoy a los que de algún modo u otro somos entusiastas del Camino de Santiago?

    Dar testimonio de esa realidad con palabras y acompañadas siempre con el gesto positivo de esa realidad que nos trasciende, de esa luz que sale al encuentro.

    El hecho de vivir unos días en pleno camino – O Cebreiro- es mi pequeña respuesta y aportación a esta realidad. Faltan personas, gentes entusiastas que atiendan a nivel espiritual a los muchos peregrinos de todos los países ya no de Europa, eso era hace años, hoy son  del mundo entero. El hecho de ofrecerles algún poema o reflexión en medio del camino y en su propia lengua (castellano, catalán, euskera, francés, italiano, alemán, sueco, polaco o inglés…) sin pedirles nada a cambio sino una sonrisa, es un poquito de aliento que reciben. Así como el poderles dar la bendición en su propia lengua en la eucaristía de la tarde del peregrino o bien en medio del camino, es un gesto que no lo olvidan, lo sé después, ya que recibo fuertes resonancias por E-mail y correos electrónicos. Se nos piden gestos y repito si van acompañados de palabra, se refuerzan y lo considero mucho mejor.

    Y esto, ha de ser de modo especial cuando el grupo o las personas son jóvenes. Hay que atenderles de modo particular, se trata de pequeñas plantas, débiles y tiernas, – es la imagen que tengo presente- necesitan de un cuidado esmerado, sin duda lo acogen con elegancia, fuerza y gratitud, sean del corte que sean: agnósticos, ateos, creyentes…

    Es misterioso tal hecho pero es real, estando sin bautizar preguntarán: “Qué es ser cristiano” Tomando un vino o cerveza te interrogarán sobre temas profundos…¡Bendito camino! ¡Gran misterio el que va descubriendo el joven que comprueba su limitación de fuerzas físicas en el Camino! Descubrirá así y se apoyará en su “debilidad” espiritual.

    Son muchas las gentes de todo tipo que realizan el camino y son muchas las que desentierran en él su propio valor. La rutina de la vida tapa con su superficialidad, se llamen medios de comunicación,  ofertas de consumismo o de todo tipo lo profundo que hay y porta toda persona y va a ser el camino el que destape, quite esa capa o costra para poder ver y vislumbrar la trascendencia. El interrogante, tarde o temprano va a surgir desde lo más profundo del ser. La persona no es la que  hace el camino, va a ser el camino el que transforme y amase a tal persona. Sigue el misterio de este hecho secular.

    Los pies del que camina y  pisa tal sendero reciben irradiaciones de miles de peregrinos que por allí pasaron, al escuchar los pájaros a su paso, siente en su cabeza las reflexiones que flotan en los aires de tantas gentes que se preguntaron y vivieron el sentido de sus vidas hacia Santiago. Estas pobres imágenes  nos pueden ayudar a poder comprender la profundidad y la anchura de este fenómeno llamado Camino de Santiago.

    +++

     

    Posted by jmbo @ 5:42

    Tags:

  • Comments are closed.